El “anodino” diseño de turno

Allan Cruz Cárdenas

Allan Cruz Cárdenas

Diseñador Gráfico
Editor de Estímulo

El actual escenario de modas en la que muchos diseñadores se ven involucrados por las tendencias efímeras para las cuales se prestan, vienen degradando la disciplina, distorsionando la funcionabilidad caracteristica del diseño gráfico, convirtiéndole en una habilidad transitoria causando las frecuentes dicotomías en las que se vincula al diseño con el arte, conduciendo la profesión hacia una simple “habilidad”.Estas formas de degenerar una labor se enfocan en las soluciones anodinas del momento.

El actual escenario de modas pasajeras a las cuales muchos que se autonombran diseñadores gráficos se prestan, para satisfacer ante todo su “Narcisa filosofía estilística”, derivan con su monólogo Sobre lo artístico, excluyendo las necesidades y opiniones de sus clientes.

Fashion victim”, nada nuevo en países con ejes visuales guiados por tendencias transitorias, ciertos asuntos que muchos no quieren hurgar, porque es un tema que para algunos no vale la pena desarrollarlo, tal vez está de más, o su tan mentado arte los justifica.

Muchas veces pesa más lo que está en voga que la identidad misma y el contexto cultural, por ejemplo, cuando se trata de plantear las soluciones visuales frente a un proyecto de diseño, se acude a estos facsímiles ornamentos, pero indudablemente estos remedos sólo sirven para concebir un falso concepto de comunicación visual.

Una ruta entre lo bonito y lo funcional1, como una delicada cubierta estética, reemplazando “arte por diseño” cuando algunos diseñadores apelan a los recursos ya prediseñados en los momentos en que el proyecto tambalea por la falta de investigación y base conceptual, y piensan que el estilo es primero y la funcionalidad postrimera (recordemos que se debe diagnosticar antes de prescribir).

La ruta correcta es la investigación y la metodología para encontrar esa “musa creativa” por la que tanto abogan y se afanan los diseñadores, antes de construir mensajes y códigos comunicacionales óptimos para su buen funcionamiento y su fin.

Los artistas gráficos” tienden a ser más artísticos y pensar exclusivamente en términos de estética. “Los diseñadores gráficos” tienden a ampliar su visión para incluir la forma, y de hecho puede ser más específico en este sentido. Es importante que recordemos con qué tipo de diseñador estamos tratando. El trasfondo es importante.2

La comprensión del proyecto manipulada por los “geeks” mal sugiere con propuestas del momento, insustanciales, que muchas veces no generan resultados satisfactorios o que realmente funcionen en la práctica. Así se ha venido gestando la nueva misión del diseño gráfico: resolver a priori con elementos temporales al alcance de la mano.

Es evidente que toda este pastiche viene eclipsando el panorama de las comunicaciones visuales en nuestros países por los que infaman la profesión y enérgicamente atiborran las calles con sus artificios, así los utensilios “estéticos” dejan de ser innovadores y utilitarios y tienden a desmejorar la coherencia visual de nuestros mensajes.

Numerosos utensilios del diseño son basados en formas prediseñadas, y se utilizan con mucha frecuencia, aparejos que abundan en el ciberespacio: brushes, vectores, cliparts, fuentes, background, y un sinfín de elementos, todos éstos considerados por muchos diseñadores como verdaderas joyas, para hacer el arte justifican ellos.

En realidad se sabe que el diseño no es de carácter individual, tiene sus fines, tiene su público y también resultados y procesos medibles: se analiza, planea, proyecta se construye y se ejecuta para luego evaluar. Es bien sabido que darle nuevos conceptos al diseño gráfico y rebuscarle nuevos campos de incursión como los nostálgicos del arte lo han hecho, sólo hace más grande la brecha entre los extravíos ya conocidos.

Por estos derives el diseño generalmente se liga a la razón de resolver problemas de manera “rápida”. Se debe partir por estar al tanto del mensaje que se quiere transmitir y qué metodología implementar, sin embargo existen personajes que primero se cuestionan: ¿cuáles son las formas decorativas que puedo utilizar? “decorativismo antidecorativo”3, prevaleciendo los ya gastados “recursos” que no son más que bisuterías en nuestro proyecto. Así muchos presumen de artistas y esto cala deteriorando y distorsionando el diseño gráfico, hasta convertirlo en poco más que una habilidad, no una disciplina, pero el mal no radica en ser o no artista, sino en seguir añorando un otrora diseño gráfico en un ambiente artístico reviviendo y fanatizando aún el trillado ornamento.

¿Praxis o estudio?

Fenómenos como éstos dudo que ocurran con otras carreras, por ejemplo la ingeniería civil o la psicología, nadie titubea en pensar que primero hay que pasar al menos por una universidad para desempeñarse en estas profesiones, es decir una preparación teórica-practica. Sin embargo el diseño gráfico no siempre es visto de este modo, incluso no hace falta titularse para ejercer como diseñador, “es una forma de ganarse la vida”4 lo que nos lleva a preguntarnos: ¿se practica o se estudia para ser diseñador gráfico? Muchas respuestas me llevan a muchas otras preguntas, pero el sólo hecho de generar este tipo de debates nos adentra más en lo lioso que resulta tratar estos asuntos sin involucrarse en fenómenos sociales como éste que les atañen más a los sociólogos.

Muchos diseñadores dicen ser artistas sin un pensamiento analítico de este tema, estas personas que degradan la profesión claramente y caen en Argumentum ad ignorantiam5 y al diseño gráfico lo siguen mal concibiendo como artes visuales o manualidades, de una modo obstinado, orientando con puntos de vista diversos que producen una torre de Babel en la que se encuentra nuestro cometido. Así muchos creen en los dogmas de la profesión y afirman sin saber nada sobre el quehacer que ligado a la actividad artística, efectúa fines artísticos, pero ¿por qué entonces estudian diseño gráfico?, porque arte es una palabra que implica satisfacer necesidades espirituales y estéticas. En este caso suponiendo que la disciplina fuese arte por qué entonces no aparece entre las bellas artes o ni siquiera es mencionado, a menos que se anexe como se hizo con la fotografía y la historieta, eso sería para algunos un verdadero agrado.

Nuevas tendencias a diario azotan los carteles de nuestras ciudades, nos dan la impresión que estamos en la rosa de los vientos, sin formas, sin sustentos básicos de representación, nada más empleando tendencias meméticas, anodinas y de burda copia de estilos, aplicando créditos de la manera más fácil; se recibe lo último en diseño y resuelve (diseño cíclico), algo así como: cada moda recibida, se regenera la morfología del diseño, fenómeno que infiere cierto aspecto de informalidad ante otras profesiones. De igual manera el inmediatismo y la improvisación son las razones por las cuales el diseño no avanza, y toma otros rumbos triviales ajenos al nuestro y continúa deambulando entre las fronteras “arte-diseño” sin definirse. Es decir se va evaporando a la medida en que otros van ligando los recursos fútiles disponibles y las habilidades artísticas, aprofesionalismos ya comunes.

Éstas son las diarias de nuestra disciplina, la gente siempre cuestiona qué es eso de diseño gráfico y lo asocian con algo relacionado con el dibujo, al graffiti o directamente a la computación, pero siempre se identifica el carácter artístico de quien lo ejerce, ¿a qué se debe este prejuicio cuando las personas no saben el significado pero sí pueden deducir que va vinculado con las artes visuales? Será que existen muchos que prorrumpen por ahí que “el diseño es arte y se hace con inspiración”, de un modo imprudente muchos de los estudiantes y “profesionales del diseño” alardean en tertulias artísticas y ofrecen sus servicios irresponsablemente, como comprar un auto y convertirse en conductor de un taxi.

Algunos dicen que no se puede ser diseñador sin saber pintar o dibujar, (la gran habilidad) desatinos que muchos afirman como verdadero requisito, regla de oro o tabúes que han puesto para darse un plus, igual como los que creen que el sólo manejo de los programas de edición gráfica será suficiente para poder desarrollar un proyecto completo de diseño gráfico. Probablemente olvidan el estudio de teorías para generar soluciones óptimas a problemas reales de comunicación visual tomando como única herramienta sus habilidades y sus “utensilios”, confundiendo destrezas con funcionabilidad, anacronismos de la profesión.

Estas formas de degenerar una labor se enfocan en las soluciones más cómodas dejándose llevar por estilos y modas que a diario cambian y son efímeras, así el diseño en nuestros países es ordenado en base a tendencias ajenas a nuestra realidad e identidad.

“Transmisión cultural” un tema que tiene gran relevancia mundialmente en los sitios donde se imparten estas carreras, pero evidentemente estas dicotomías son por la falta de teorías o el desinterés por las mismas. Esto va llevando al declive y ocaso de una profesión que ayuda a resolver verdaderos problemas cuando la investigación, conceptualización, desarrollo, proyectación, producción es utilizada de forma correcta y no como “toderos”6. Esa es la construcción del discurso de un diseñador que anhela proyectarse hacia las artes, la fotografía, música y sentarse a fabricar esta pócima en el escritorio para después dársela a su comitente a ver si la alquimia funciona bien, “idealizando el diseño con un planteamiento subjetivo a la mejor manera del arte”.

1 El “buen gusto” y el ornamento Relaciones entre arte y diseño Interdisciplinariedad constante

2 La incapacidad de comunicar por George Olsen

3 Dalí, Salvador – Los cornudos del viejo arte moderno

4 El diseño como forma de vida Javier González Solas

5Falacia lógica que implica afirmar la falsedad de una proposición basándose en la ignorancia existente sobre la proposición discutida.

6 El diseñador, sea cual sea su campo de acción debe enfocarse y no intentar ser un “todero” Fausto A. Zuleta Montoya.

  1. #1 por eduardo vanegas valle el julio 4, 2008 - 4:01 PM

    los felicito, es posible hacer un articulo para promover el evento de diseño en el mes de noviembre, ??? estamos a sus ordenes

    saludos

    escuela de diseño

  2. #2 por Dianis el junio 18, 2009 - 12:45 PM

    Puras parrafadas conceptuales, no sé qué tienen contra los recursos gráficos que ofrece la web, esa forma en la que intentan romantizar al diseño es ridícula, el diseño es una disciplina, un negocio como muchas profesiones, algunos preferimos el arte digital a otros, pero los fines son los mismos. Saludos.

    • #3 por Estímulo el junio 19, 2009 - 11:00 AM

      Saludos. Muchas gracias por tu comentario, aunque obviamente difiere mucho de nuestra opinión, representa sin embargo, parte de esa dinámica que queremos despertar entre los que nos dedicamos a la tarea del diseño, no sólo en Nicaragua, sino en el resto de latinoamérica.

      Nuestra realidad como países de habla hispana no es muy distinta. En algunos contextos el diseño, su enseñanza y su práctica está muy desarrollada, pero en Nicaragua, a pesar del repunte que ha tenido en los útimos años la carrera, la preocupación de las universidades por fortalecer la disciplina, por actualizar al menos la bibliografía existente en sus bibliotecas, por acercar la cultura visual a sus estudiantes ha sido muy pobre.

      Estímulo, humildemente, pretende servir de enganche para despertar esa dinámica que falta, por tratar temas del día a día del diseñador y por acercar a los estudiantes a contextos no abordados en los claustros universitarios.

      Y sí, es cierto, no estamos de acuerdo con utilizar desmedidamente todos esos recursos gráficos prediseñados que abundan por la red, no lo estamos; sin embargo también consideramos que son parte de toda una estética y una semántica visual digerida por la generación actual.

      Pero para muestra un botón. Nos decía, hace un par de semanas en un curso intensivo, el maestro diseñador gráfico cubano Félix Beltrán: “El diseño es un mundo de incertidumbre, trabaja con el ser más complicado: el humano”, y por esa razón debe propiciar la fácil comprensión y la persuación.

      Utilizar esos recursos colgados por allí no mejora ese proceso de comunicación que se pretende lograr, sólo lo emperora. Esos recursos son aplicados a cualquier proyecto de diseño y luego se les confiere el mal usado término de “arte”.

      Sabemos que también existe mucha retórica, ya bastante cansada y gastada en torno a estos asuntos, pero cómo lograr salir de este embrollo si antes no se genera un debate límpio que exponga ambos criterios.

      Pero la nuestra no es, ni será, la última palabra de este debate. Es un hecho que la teoría del diseño continúa en construcción, muchas de las opiniones son juicios de valor, que en ocaciones carecen de argumentos.

      Te invitamos a que compartás tus experiencias y nos escribás algún artículo expresando tus puntos de vista, sería muy interesante conocerlos y poder compartirlos también con nuestros lectores.

      Saludos nuevamente y esperamos noticias tuyas muy pronto.

      Edwin Moreira y Allan Cruz Cárdenas
      editores

  3. #4 por lonnie el junio 19, 2009 - 2:37 PM

    Dado que el diseño gráfico es una profesión que ofrece un servicio, igual que el médico, el técnico automotriz, el taxista, etc., también existen vicios en cada una de ellas, y unos de los tantos que tenemos en diseño es el uso no racional, compulsivo e irresponsable de los recursos gráficos que nos facilita internet.

    No puedo declararme inocente del uso de esos recursos porque en mis inicios el diseño se basaba mucho en ellos, y aun ahora existen casos aislados donde un cliente apresurado, inconsciente y mala paga, impide que sea capaz de fabricar mis propios recursos o simplemente encontrar el adecuado al mensaje.

    Ojalá sistemáticamente los diseñadores seamos capaces de utilizar inteligentemente esos recursos y los taxistas “dejen de tirarse la roja”.

    Por otro lado, creo que la mejor docencia es aquella que comparte la reflexión sobre el diseño, la práctica profesional del docente y, no olvidemos, la participación activa del estudiate que tiene la obligación de no esperar todo del docente, sino experimentar también el autoestudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: