Necesidad+Investigación+Diseño= Funcionalidad

Allan Cruz Cárdenas

Allan Cruz Cárdenas

Diseñador Gráfico
Editor de Estímulo

Considerando los avances raros y extraviados hacia donde el diseño se ha extendido, desde la bizarra idea de ligar con las artes visuales al diseño, hasta el uso cansado de los lights, fashion o estéticos conceptos, así surge esta iniciativa de analizar la afanación de los nóveles diseñadores y otros no tan nóveles que aun se complican y enredan con el concepto “diseño gráfico”, este comienza a entender como un todo muy extenso, es decir, los diseñadores son personas de múltiples funciones desde las actividades de fotomanipulación hasta los lienzos por encargos, evidenciando asi la ruptura entre la realidad de el objetivo profesional, a lo degenerado por los que no lograron leer la letra pequeña de nuestro cometido “comunicación”.

La búsqueda de razones del “¿porqué diseño?” es evidentemente importante para poder hacer proyectos que sean de gran relevancia para nuestros comitentes, el poder que ejerce un diseño con bases sólidas en su contexto, es realmente incomparable a un diseño simplemente hecho en servicio “express”, identificar el concepto de lo realizado, es una razón imprescindible ya que es un principio fundamental para que funcione en la realidad nuestro trabajo.

He observado durante mucho tiempo el énfasis que se hace en la creatividad en el diseño y muy poco se habla de la investigación del producto a diseñar, este paradigma ha evidenciado una porosidad disciplinar que se ve reflejada en los diseños impresos y digitales, se puede observar una deficiencia investigativa de las piezas comunicacionales, pobreza visual y contenido confuso. Sabemos bien que una buena idea es esencial para cualquier diseño, pero sino se realiza un escudriñamiento sobre la necesidad de nuestros clientes y el negocio al que representan, la idea será débil y quizás no tenga sentido para nuestro comitente, todo se podría resumir en la búsqueda de soluciones afines a nuestro proyecto para que funcione adecuadamente el concepto a investigar, tratar con el cliente y sugerir la aplicación de herramientas técnicas y mercadotécnicas como: FODA, AIDA coherencia, cohesión, depuración, claridad, equilibrio, ORDEN, etc.

La investigación comienza desde la primera entrevista con nuestro comitente y las reuniones posteriores en las cuales se irán descubriendo las necesidades, presupuesto, objetivos, y muchos otros puntos que serán de gran utilidad en la elaboración de nuestras piezas de comunicación, aquí es donde la herramienta del briefing es útil para el ordenamiento de las ideas y objetivos. En síntesis la comunicación comienza con nuestro comitente para dar paso al plan de medios visuales y mandatarios.

La creación de una metodología adecuada para crear el concepto, es de gran utilidad para darle seguimiento a nuestro proyecto de forma ordenada y secuencial así se puede tomar en cuenta estos puntos descubiertos en el momento que se analice la pieza y se exponga criterios externos, de esta manera será mas formal y se podrá incluir las opiniones, equilibrando el profesionalismo y las demandas.

Es responsabilidad del Diseñador saber separar lo que el cliente pide (demanda manifiesta) de lo que en realidad quiere (demanda latente). Solamente satisfaciendo las necesidades reales del cliente se logrará una solución al problema.1

Dentro de nuestros posibles clientes se podrán encontrar personas con cierto grado de sensibilidad estética y otros que no, es muy frecuente que en el primer caso quieran tomar la silla del diseñador y maniobrar el proyecto a desdén y sentirse parte importante de la pieza (protagonismo), este tipo de clientes generalmente pre-visualizan el diseño y cuando se comienza a investigar a fondo las necesidades y requerimientos el asunto cambia, porque se profundiza sobre la razón de ser de nuestro proyecto antes de plasmarlo gráficamente, es aquí donde los juicios y decisiones que tome el diseñador se tienen que sustentar, enfatizando necesidades por caprichos irrelevantes y triviales.

Diseñar es un proceso que tiene como finalidad la satisfacción de una necesidad, usando metodologías tendientes a soluciones óptimas de acuerdo a los recursos.

Un diseñador debe saber hasta dónde puede llegar la innovación en un determinado producto y que éste siga siendo aceptable. Es lo que se conoce como umbral MAYA (Most advanced yet aceptable).

Esa preparación de la que he hablado dependerá de la educación que se le da al diseñador, enfrentar problemas reales con soluciones reales, estos serán mejores que ejercicios inocentes que distorsionan la metodologías correctas. La aplicación de las técnicas investigativas será pues una labor de los docentes, así la prestación del servicio profesional estará enfocada en la búsqueda de resultados satisfactorios.

Los estudiantes deben entrenarse con ejercicios realistas:

El diseño gráfico es una tarea que se ejerce dentro de la realidad social. No existe ningún ejemplo de trabajo hecho por un diseñador que no provenga de un comitente real, en un determinado tiempo y espacio, para un público real, con un presupuesto real, etc. Es contraproducente entrenar a los alumnos con ejercicios sin condicionantes reales. Sin parámetros reales toda evaluación se torna arbitraria.

Así las necesidades de nuestro cliente podrán ser evaluadas por criterios que partirán en dependencia de lo que investiguemos. Es sabido que los proyectos difieren en grados de dificultad y las metodologías podrían variar, pero la investigación es básica, pues representa nuestra punto de partida y retorno, de esta manera se combina la heurística, tecnología y desarrollo estratégico para los métodos de diseño a implementar, recordemos que todo diseño conlleva a las selección de un lenguaje constituido por una serie de códigos que permitan la interpretación de sus funciones, es aquí donde radica la importancia de investigar fundamentos que obligatoriamente se tendrán que inculcar en el diseñador por su labor interdisciplinar.

Muchos docentes apuestan por la libre creatividad para solucionar los “casos de diseño” y esto se agrava con la individualización del diseño, se hacen las creaciones, las lluvias de ideas y así sucesivamente se va dejando expulsado y minimizado al comitente, aquí se notarán las primeras grietas de nuestra labor, inconsistencias obligadas por el egocentrismo característico de los diseñadores que se apropian del caso hasta el punto de satirizar el proyecto y hasta lo adoptan como suyo, y así lo efímero prevalece sobre la Funcionabilidad.

El diseñador debe ser un investigador integral, que reúna cualidades conceptuales, que comprenda los procesos y lógicas de la comunicación visual y elaboración de los mensajes, de forma ordenada, coherente y responsable, que pueda tener manejo de los signos, símbolos y señales, dimensiones semióticas, semántica, sintáctica y pragmática por esto y más se debe investigar sobre lo que se hace.

En las universidades se enfatiza a los alumnos que el diseño comunica a través de imágenes fijas o en movimiento, y que es de suma importancia cuidar con detalle la conceptualización de las ideas y mensajes a transmitir junto con las técnicas y medios para hacerlo. Sin embargo es muy común que fuera de ella, sobre todo por la proliferación de escuelas técnicas que ofrecen el entrenamiento de digitacion por medio del diseño gráfico, se considere este trabajo como “algo que cualquiera puede hacer”, “que no necesita estudios formales”, “que sólo es hacer dibujitos”, etcétera. Algunas personas incluso lo consideran como una artesanía, como algo no formal.3

El diseñador está obligado a tener un mayor número de conocimientos, pues su actividad principal no es manual, sino visual y conceptual.4

Diseñar gráficas que comuniquen requieren de muchos elementos, uno de ellos y quizás el más importante es la investigación. Pero cada proyecto es individual en su contexto, no es de fórmulas, ni ecuaciones, no es cuadrado, es flexible y multidisciplinar.

Es así que el diseño puede entenderse como una interdisciplina de carácter constructivista y enfocado a aliviar necesidades reales mediante el saber de lo necesitado.

Considerando que no existen fórmulas en este medio basta con señalar que la que encuentro más racional es la ecuación:

Necesidad +Investigación +Diseño =Funcionabilidad


1 NOSOTROS Y ELLOS

[la diferencia de juicio valorativo entre diseñador y cliente]

3 Ensayo crítico sobre la enseñanza del diseño gráfico en México /Sandra Soltero Leal

4 Métodos alternativos para la enseñanza-aprendizajedel diseño

Rebeca Isadora Lozano Castro, Carolina Gómez Quinto y Julio Lorenzo Palomera

Profesores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas

  1. #1 por lonnie el abril 24, 2009 - 9:25 AM

    Allan, me parece que en tu ecuación podría variar el resultado.

    Según lo que leimos sobre Chaves el otro día me arriesgaría a dejarla “=Comunicación Efectiva”, ya que el mismo “diseño” debe ser principalmente funcional y no decorativo.

    Digo.

    Nos seguimos leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: