¿De rebeldes y locos…?

Allan Cruz Cárdenas

Una nota breve para poner en el tintero un tema que compete a todos: la identidad del diseñador, el rumbo, su misión y su trabajo, para tomarle un poco el pulso a su creciente oferta y demanda en el campo laboral.

Algunas preguntas saltan a nuestros ojos: ¿El tipo de profesional del diseño que está germinando es el que el mercado demanda?, ¿cuáles son los factores por los que el diseño no crece como una disciplina de alto rendimiento? Los bajos salarios y la polución causada por la oferta, con o sin el cartón del título, provocan hacernos estas preguntas.

Una de las primeras falacias sobre el diseño que escuché con grandes pompas al iniciar la carrera, fue la idea alienada del prototípico diseñador hippie, creativo, despreocupado por cualquier tipo de fórmula, investigación y sentido lógico de la vida; un personaje extrovertido, soñador y “poco serio”, poeta, músico y excéntrico, que entre menos sepa de lógica, entenderá mejor un mundo invisible que no está a la vista de todos y del cual son pocos los escogidos.

Las dos caras de la moneda

Luego me di cuenta de la disyuntiva a la que me enfrentaba. Evidentemente existía una especie de division entre mis compañeros y yo, estaba ahí para decidirme por una opción, se evidenciaba más la fricción a la hora de debatir X tema, era una “batalla filosófica”. En suma, eran las dos caras de la moneda, los pocos que opinábamos sobre la primacía de la investigación y los otros que le daban rienda suelta a la fantasía y la levitación, para obtener sus resultados con más tendencia a las palabras mágicas de los escogidos, “estética y creatividad”. Muchas veces nos alentaban a diferenciarnos de los demás. De hecho esa es la línea que aplican actualmente las universidades para promover esta carrera.

Los hilos de la cometa

Siempre en cada programa  académico existe algún apasionado, que alienta y promueve la excentricidad, la inventiva y todo ese paraíso idílico donde puedan aflorar sus fantasías; cosa que a mi parecer no está mal. Simplemente no recuerdo a los que alaban esos hilos lúdicos, fomentar el trabajo funcional y la eficiencia profesional a la hora de remontar un proyecto.

Los resultados

En la actualidad ya muchos de mis ex-compañeros son profesionales, algunos hasta ejercen la docencia. Pero ¿será que en su nuevo rol como tutores promuevan el estudio y la investigación? o ¿animan a la rebeldía y al estilo de vida insurrecto del diseñador?

Quizás es un tanto atrevido hacer este tipo de juicios de valor, pero cómo evitar preguntarlo ante una evidente demanda en crecimiento del ejercicio del diseño, talvez porque está de moda, porque así evitan las matemáticas, finanzas, cálculos, etc.; craso error pensar en un diseñador distanciado de la dimensión empresarial o aseverar que el diseño es un estilo de vida. Pero talvez  los chicos simplemente quieren sentirse rebeldes y obtener réditos. Bastará entonces adaptar un garaje o un cuarto y colgar un rótulo con una letra al revés, ya eso es altamente rebelde y creativo…

En la práctica

Al pasar los años me he dado cuenta que no se puede jugar con los clientes, ellos son la razón de ser de nuestro trabajo y pagan por ello.

En la realidad los ególatras, académicos, poetas y soñadores del diseño no importan, lo que si es esencial es saber proyectar y ejecutar, para esto es preciso “culturizarse” (cosa que a los bohemios no les parece). Hoy en día resuelvo problemas, ejecuto ideas y no creo en ese paradigma extraño que construyen como un “freak”.

Deseo que se sumen las opiniones para que madure esta profesión y se vaya entendiendo mejor nuestro fin. Entiendo que los foros son importantes, también la ideología, la teoría y los sueños, pero lo que impera en esta disciplina es servir a nuestro cliente, edificar el diseño con la práctica eficiente —eficaz no basta—.

  1. #1 por cicerone.org el abril 29, 2013 - 9:54 PM

    Thank you, this is a matter that is close to my heart. Where are
    your contact details though? My name’s Kirk Fulmer and I’d love to discuss this more.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: